CORPORACION SEALER'S

Reportajes

PRECINTO DE SEGURIDAD DEL TIPO FIJO DE CIERRE SIMPLE (Indecopi)

PRECINTO DE SEGURIDAD DEL TIPO FIJO DE CIERRE SIMPLE (Indecopi)
18 de diciembre de 2018

1. EL INVENTOR

SU HISTORIA

Jaime Rafecas García nació el 01 de setiembre del año 1941 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Es ingeniero mecánico de profesión y cuenta con un máster en Dirección de Empresas por estudios realizados en la Universidad de Buenos Aires y en la de El Salvador, respectivamente. Jaime emigró al Perú en la época de las guerrillas y la dictadura en Argentina, debido a la falta de trabajo y a la situación económica que se vivía en ese entonces.

Jaime cuenta que a los 35 años consiguió un contrato de trabajo en el distrito de Ventanilla, en una fábrica de envases de hojalata. En ese periodo viajó a Europa y realizó algunos contactos para la compra y venta de maquinaria usada, las cuales luego de repotenciarlas le permitieron acumular cierto capital. Regresó al Perú y después de unos años empezó a trabajar en una fábrica ubicada en el Callao, en la cual se quedó por cuatro años más.

Después de una larga trayectoria en el rubro de precintos, Jaime decide formar su propia empresa junto a otro socio, Marlo Salvatierra Vargas. Así es como nace Corporación Sealer’s, empresa con más de 26 años de trayectoria dedicada a la producción, comercialización y exportación a todos los países de la región americana de precintos de seguridad de diversos tipos y necesidades.

EL SURGIMIENTO DE UN INVENTOR

Jaime afirma que todo surgió desde pequeño, pues le gustaba desarmar todo tipo de cosas. Cuando contaba con 15 años y empezaba a correr en moto o auto, recuerda que le gustaba desmontar algunas partes y armarlas nuevamente para corregir determinados problemas menores que se presentaban en el vehículo.

Luego decidió estudiar ingeniería mecánica para comprender mejor sobre el diseño, construcción y reparación de equipos e instalaciones mecánicas. Ello lo ayudó a dominar nuevas y diferentes tecnologías y al análisis de diversos elementos usados en la actualidad con fines variados.

MOTIVACIONES DEL INVENTOR

Jaime comenta que el espíritu latinoamericano es difícil de entender para el mercado norteamericano y europeo. Ellos por su cultura, están muy atentos a los detalles y son 112 estrictos en sus evaluaciones; en cambio, los latinoamericanos siempre empujan para adelante sin mirar atrás, a pesar de las adversidades. La razón de por qué funciona esto radica en el sacrificio que se impone para que funcionen las cosas. Definitivamente, es una manera adicional de alcanzar el objetivo.

El inventor cuenta que su motivación siempre fue ser líder en lo que emprendiera; y es algo que quedó claro desde el momento que se asocia y crea la empresa. A partir de allí, para seguir manteniendo algún tipo de ventaja sobre el resto, él sostiene que lo único que le queda es seguir inventando.

Comenta que para ese rubro de trabajo, un inventor debe, además, ser muy buen técnico y entender de temas de mecánica y seguridad. También debe ser lo suficientemente inteligente para adelantarse a los sucesos e innovar. En ese sentido, afirma que su empresa que ya tiene 26 años en el área ya no solo brinda seguridad sino que además está involucrada en contraseguridad.

EL INVENTOR Y SUS PASIONES

A Jaime le apasiona la mecánica, de ahí mantuvo su gusto por correr vehículos como motos o autos de marca como BMW, Audi, entre otros, desde los quince años. Jaime cuenta que técnicamente ha inventado artefactos para carros y motos.

Entre sus intereses personales está el jugar al tenis, un deporte que comparte y practica con su socio peruano. Además, como buen director y gestor de empresas, en lo que también se formó, poseen gran interés por el futuro y la modernidad de su empresa, para la cual también ha realizado invenciones relacionadas a temas de seguridad.

PRECINTO DE SEGURIDAD DEL TIPO FIJO DE CIERRE SIMPLE

El invento

Es un sello de seguridad diseñado para detectar la manipulación o para proteger los artículos que son transportados y evitar que sean robados o dañados. Este dispositivo permite corroborar que el sello está correctamente cerrado y no aparentemente. Existen diversos tipos de precintos, y se diferencian por el material del que están hechos (polipropileno, policarbonato, nylon y metal) y por el grado de seguridad que brindan.

Los precintos pueden contar también con numeración correlativa propia y el logotipo de la empresa que lo solicita en la modalidad “Hot Stamping” (termoestampado a bajo relieve), inyección de tinta o impresión láser. Por lo general son fáciles de instalar y pueden ser utilizados en diferentes aplicaciones.

Jaime inventó el precinto fijo de cierre simple, un dispositivo de acero que está forrado en plástico y grabado con láser. Actualmente, hay muchas variables de este producto que el empresario ha buscado mejorar y adaptar a lo que el mercado demanda. Por ejemplo, antes no se grababa el pin, que es una parte del precinto, y ahora sí se efectúa. Los productos basados en este sello de seguridad también han cambiado de nombre comercial, pasando por Forza, Securelock y Zeus, destacado como el “Dios de los precintos”, por sus cualidades.

El Zeus está compuesto de dos elementos claramente identificados, un tambor donde se encuentra el candado encargado de bloquear el precinto y el pin, que es el elemento que se inserta en el tambor para realizar el bloqueo. Este tipo de precinto tiene una resistencia a la tracción de 1400 Kg. Se trata de uno de los precintos de más fácil aplicación y rapidez en el cierre y en la apertura. Este producto es bastante requerido por las Aduanas para asegurar el control de los contenedores en la exportación de cargas. Impide el desbloqueo del precinto y solo es posible hacerlo cortándolo o dañándolo gravemente, con lo cual quedaría una clara evidencia de su manipulación por extraños.

El precinto de seguridad es útil, además, porque previene los “robos hormiga” que se realizan extrayendo pequeñas cantidades que no son fácilmente percibidas. Pero, además, los ladrones también han pensado en nuevas formas de burlar estos sistemas de seguridad y ahora clonan los precintos para luego cortar los originales y realizar el robo de los camiones; después los vuelven a colocar y nadie se entera de lo ocurrido hasta muy tarde cuando se llega al destino final. Otros poseen un diferente modo de operar y tratan de rasparlos y grabar encima.

Para hacerles frente, Sealer’s ha fabricado otros precintos en alto relieve que impiden adulterar los sellos de seguridad. Jaime sostiene que es una lucha constante porque los ladrones también desarrollan nuevos instrumentos, no obstante es posible evidenciar esta situación y reducir la incidencia de casos.

Jaime afirma que hay un mercado amplio que demanda precintos, pues en Sudamérica son pocos los países que los desarrollan debido a la alta inversión que implica la compra de máquinas especiales para fabricarlos. Actualmente, tienen clientes en Ecuador, Puerto Rico, Colombia y Uruguay. Se han presentado con frecuencia a concursos públicos en varios países y los han ganado por los precios competitivos que ofrecen y el tiempo de entrega. Señala que en el Perú son los únicos que pueden hacerlos a medida, personalizándolos y fidelizando al cliente.